Image
 
image
 
image

 
Bienvenidos

Te damos la más cordial bienvenida a nuestro sitio
Negocios Interactivos, S.C. nace de la conceptualización ecléctica de unir lo tradicional con lo moderno, y de esta manera iniciar una nueva era de servicios, que conjugados con los tradicionales y la atención personalizada, propende a llevar nuestra firma a su empresa. En este esfuerzo de investigación encontrará nuestra visión y concepto de lo que en un futuro próximo será un hecho cotidiano: "La oficina virtual".

Este desarrollo, pretende abarcar todos los elementos que la estructura administrativa de cualquier empresa requiere tanto para estar informada como para cumplir con sus obligaciones fiscales y administrativas. Esto es, que en línea y tiempo real, Ud. y su personal administrativo dispondrán de las herramientas para cumplir con su trabajo.

Lo fundamental, es que estos servicios agregados se complementan con los tradicionales y lograrán que nuestra actividad sea más productiva y eficiente en términos de tiempo y calidad para todos.



Una breve Semblanza
La nueva era del conocimiento se caracteriza por tres aspectos propios y diferenciales: la globalización de los mercados, el desarrollo tecnológico y el volumen de información disponible y la rapidez de su intercambio.

Para sobrevivir en el nuevo milenio las empresas deben llevar a cabo profundos e importantes cambios en su infraestructura que les permitan reaccionar con rapidez a las demandas que les está exigiendo el mercado.

Nuestras empresas deben ser capaces de definir diariamente sus metas futuras y tener la habilidad de adaptarlas oportunamente en su presente para lograrlas. Si nos comprometemos con el cambio, el resultado será un continuo y dinámico proceso de evolución, en donde las personas, su capital intelectual y el conocimiento corporativo, constituyen los factores clave para alcanzar el éxito.

En un mundo donde la única realidad constante es el cambio, se está generando un acelerado desarrollo tecnológico que ha transformado nuestra sociedad, por muchos años industrial, en una sociedad del conocimiento; en la cual, los activos físicos ya no son el principal activo de las empresas, sino que las personas asumen el rol estelar como piezas clave del negocio. Son los individuos los encargados y responsables de generar conocimiento y transformarlo en conocimiento corporativo, para crear un valor en la empresa y desarrollar una verdadera ventaja competitiva.

Como consecuencia de este desplazamiento, de una sociedad industrial hacia una sociedad del conocimiento, la preocupación fundamental en las organizaciones por administrar el conocimiento es indudablemente creciente en nuestros días. Sin embargo, es excesivo decir que abordar y tratar el conocimiento es algo nuevo, como menciona Davenport [Davenport & Prusak,1998], refiriéndose al conocimiento:

Un tópico antiguo que ocupó a Platon y Aristóteles, como a una infinidad de filósofos que les sucedieron. Como el burgois gentilhomme de Moliere, quién se deleitó al descubrir que toda su vida habló en prosa. De igual forma, los administradores, recientemente, se percataron que el conocimiento ha sido la base a lo largo de sus carreras. Incluso antes de los días de las competencias medulares, las organizaciones aprendientes, los sistemas expertos y el enfoque estratégico. Los buenos administradores han valorado la experiencia y el know-how de los empleados, esto es, -su conocimiento-.

No es entonces la preocupación por el conocimiento o la aceptación de su importancia en sí lo que preocupa actualmente a las organizaciones, sino la búsqueda de cómo convertir el conocimiento existente de su organización en su ventaja competitiva más importante. La modernidad y tecnología de nuestra epoca, cuya velocidad de cambio sobrepasa a todas las de la historia, ha llevado a muchas organizaciones a reconocer que se requiere mucho más que una atención casual o inconsciente al conocimiento corporativo si se pretende permanecer y alcanzar el éxito en la economía del presente y en la del futuro.



Un ejemplo cotidiano
chart Un ejemplo muy ilustrativo y común sobre esta cotidiana realidad es el siguiente:

Probablemente, Usted, hoy mismo tuvo una gran idea de negocio, sencilla, rentable, ¡única! Pone manos a la obra: cuenta con el capital de inversión, tiene el lugar adecuado para establecerse, contrata un par de personas que le ayudarán en su nuevo negocio.

Todo marcha perfectamente bien, pasa un mes, dos meses, tres meses, ¡cuatro meses! Abre un competidor (¡le imitó!) a un par de calles de su negocio y ¡pum!, el mercado, sin más, se divide en dos.

O probablemente, el panorama es distinto...

Supongamos que no abre ningún competidor idéntico, simplemente la moda cambia, porque la nueva estrella del rock pop modificó su imagen, lo que desencadena que su negocio ya no sea atractivo, lo que ofrece es obsoleto y sus ganancias se derrumban. Ambos ejemplos suceden diariamente. Todo cambia rápido. Lo que ayer interesaba al consumidor; hoy le aburre; vivimos en el mundo de la velocidad.

¿Qué hacer para enfrentar la situación actual? En el cambio permanente interviene la innovación como una constante.

Mientras que, por un lado, debe mantener políticas con altos estándares de calidad, por otro debe hacer constantes renovaciones en sus productos. Sólo así logrará competir.

No compita en precio, compita en emociones; deje de vender productos, venda sentimientos, ligas empáticas. Cuando tiene un negocio, no importa de qué tamaño, tiene también la oportunidad de correr el riesgo de innovar.

Bien se dice que "El diablo está en los detalles".

Escuche lo que sus asociados de negocios piensan, sugieren o buscan. No se limite, el cambio es infinito; sobre una innovación puede hacer otra y otra y otra...

Tom Peters, autor de El Círculo de la Innovación bien dice: -"...La única ventaja competitiva permanente consiste en ganarle la innovación a la competencia...".

Aportar ideas nuevas y aplicar conocimientos es una inversión formidable para su negocio.




Servicios |Contacto | Tratados Doble Tributación |Site Map